¿TATUAJES EN VERANO O EN INVIERNO? EL ETERNO DILEMA

 

¿TATUAJES EN VERANO O EN INVIERNO? EL ETERNO DILEMA

Tatuarse en invierno. Generalmente a todos nos gusta lucir nuestra piel y es justamente cuando el calor se hace notar que empezamos a despojarnos del ropaje, permitiéndole oxigenarse. Tiempo idóneo para muchos de realizarse un tatuaje, la razón es obvia, al tener expuesta más superficie de piel nos invita a lucir alguna novedad en ella.

En verano sudamos más y exponemos constantemente a la acción de los rayos del sol a nuestra piel, no solo cuando vamos a la playa o piscina, simplemente con al caminar por la calle.

Verano no es la mejor época para tatuarse.

Tatuarse en invierno

Nuevos tatuajes: Mucho mejor en invierno

En verano las temperaturas aprietan a base de bien. Además de la sudoración constante a la que antes hacíamos referencia, nuestra piel sufre muchas más agresiones en forma de roces, frotamientos y sol. Cuando el termómetro pasa de los 30 grados, algo muy habitual en verano en casi toda España, llevar un tatuaje recién hecho cubierto de una fina capa de plástico protector no es lo más cómodo y, tampoco, lo más recomendable.

El sudor, los roces y la humedad constante pueden producir pequeñas irritaciones o, incluso, infecciones u hongos en la piel.Un tatuaje recién hecho es una herida abierta y no conviene exponerla a este tipo de peligros. Cuando te haces un tattoo nuevo, debes pasar un mínimo de 15 días lejos del mar o de la piscina.En invierno, esto no suele suponer un problema porque vamos más cubiertos y el sol no aprieta tanto.

¿Cómo y porqué afecta el sol a los tatuajes?

Cuando realizamos un tatuaje, la tinta se sitúa en la dermis. Por encima de esta capa, la piel se broncea a modo de protección cuando nos da el sol. Precisamente por ello, la pigmentación de la piel a consecuencia del bronceado afecta directamente a los tatuajes.

En algunos casos, la tinta puede cambiar de tono y color, por efecto del sol. Además, los tatuajes pierden intensidad y se empobrecen visualmente. Y es que los rayos UVB no solo causan el bronceado, sino que dañan las células y también las pequeñas porciones de tinta que tenemos bajo la piel. De hecho, el efecto es similar al que produce la luz del láser que suele utilizarse para borrar tatuajes.

Tatuarse en invierno

Evidentemente, los efectos del sol sobre los tatuajes son diferentes de una persona a otra. Dependerá mucho del tipo de piel, del tono de la misma y de la capacidad de broncearse de cada persona.

La solución consiste en usar un protector solar alto para proteger la piel tatuada, incluso, si el tatuaje no es reciente. De hecho, es conveniente cubrirlo con ropa y evitar todo lo posible su exposición a los rayos del sol. Por otro lado, conviene que siempre lo mantengas bien hidratado para facilitar la regeneración de la zona. Por cierto, la hidratación también protegerá tus tattoos de los efectos del cloro de la piscina.

En Dermagraphic estamos para servirte. ¡Contáctanos!

En Dermagraphic Tattoo  en A CORUÑA Apostamos por Tatuajes de calidad, con las mejores condiciones higiénicas para hacer un tatuaje y con unos excelente profesionales llámanos al 881 92 58 26

 

 

Summary
¿TATUAJES EN VERANO O EN INVIERNO? EL ETERNO DILEMA
Article Name
¿TATUAJES EN VERANO O EN INVIERNO? EL ETERNO DILEMA
Description
Es el invierno el momento adecuado para realizarnos un tatuaje porque siempre estamos cubiertos y nos protege de los rayos del sol